domingo, 16 de agosto de 2009

UN AVE FÉNIX LLAMADO OLGA RAMOS

Estando próximo el cuarto aniversario de su partida (25 de agosto de 2.005) inauguro este blog con un recuerdo a mi madre Olga Ramos. Espero que os resulte curioso e interesante.


Este país, inmerso en la exaltación de los mediocres, ha olvidado a los que, por su valía, destacaron. El caso de mi madre no es aislado: Ahí tenemos a Irene Gutiérrez Caba, José Bódalo o Ángel de Andrés, entre otros muchos. Mas volvamos a Olga. Su pérdida me fue especialmente dura ya que, además de ser madre y abuela entregada, era mi maestra con la que tuve oportunidad de compartir escenario durante más de 20 años. Vivíamos juntas y fue el motor de mi casa, incluso cuando ya apenas podía caminar. Era vital y luchadora y afrontaba sus "goteras" con gran espíritu, quitándoles importancia, por eso nos sorprendió más su muerte. En cuanto a la pérdida como artista, ha sido enorme. Olga fue una gran concertista de violín; no olvidemos que el Real Conservatorio de Madrid le otorgó en el año 1.941, el Primer Premio de Música de Cámara; pero al dedicarse al cuplé (que se reinventó) su faceta como violinista quedó desdibujada aunque nunca dejó de pulsar aquel delicado instrumento que era "el descanso" de su voz. Pero bendito sea su desvío al cuplé que en ella encontró su mejor expresión… Seguramente, en estos momentos Olga nos contempla asomada a alguna castiza nubecilla, porque estoy convencida que el 25 de Agosto de 2005 se fue directamente de Madrid al Cielo con su Cipri. Y como no nos oye nadie, voy a relataros una curiosidad que viene a demostrar que, a pesar de que algo parecía querer borrar su huella artística, Olga siempre renacía como el Ave Fénix”

- En 1.939, intervino en la película “Leyenda rota” de Carlos Fernández Cuenca junto a Juan de Orduña y Maruchi Fresno. Un incendio en los estudios de cine Roptence, destruyó todo el material, incluida esta película. No se han encontrado copias, pero mo pierdo al esperanza

-En los 70’ protagonizó en México la película “Pum” basada en la vida de la tiple de opereta Esperanza Iris. Se hizo bajo el auspicio de la Directora de Cinematografía Dª Margarita López Portillo, hermana del entonces presidente de México. Al acabar éste su mandato, las películas realizadas en esa Dirección fueron retiradas y parece que no se pueden exhibir.

- Todos los discos grabados por Olga que ya estaban en formato de CDs
y se vendían estupendamente, fueron descatalogados al ser la discográfica absorbida por una multinacional. Curiosamente, el único disco superviviente “Olga Ramos en vivo” se vende únicamente en el Museo del Disco de Miami, aunque me han asegurado que también se venden en otros países de Ibero América.

- El libro “El penúltimo cuplé” de Antonio D. Olano y publicado en el 96,
nunca se pudo presentar y meses después se liquidó junto a otras biografías de ciclistas y futbolistas por la editorial. Algo que nunca entendieron las vendedoras de El Corte Inglés ya que se vendía como rosquillas.

Pero ese inútil empeño por borrar el testimonio de su arte indudable,
también influyó en su despegue profesional:

- El primer contrato importante (al principio de los 40’) la llevó a la mejor Sala de Tánger, la “Emsala Garden”, pero tuvo que regresar cuando cosechaba un enorme triunfo, al contraer Olga la fiebre de Kalazar, una extraña enfermedad que no se pudo diagnosticar hasta un año después. Aquello le impidió viajar con su orquesta de señoritas a Brasil.

- En los 50’ Olga dejó la “oficinita” segura del Café Universal y debutó en el Circo Price con una orquesta llamada Olga y sus cadetes. Detrás del escenario, convivían los animales y un insecto traidor le transmitió el tifus. Una vez restablecida, volvió al viejo café donde siguió obteniendo grandes éxitos y exiguo salario.

Y para no cansaros, añadiré lo que todos sabemos, después de 31 años en su local
de la calle de la Palma, la especulación acabó con sus sueños de cupletista

Por eso os pido que la cobijéis en vuestra memoria porque mientras la recordemos,
Olga Ramos seguirá entre nosotros…

En lo que respecta a mí, y como final, sólo me queda enviaros a cada uno un beso agradecido y mi compromiso de seguir en la brecha porque el mejor homenaje que puedo hacerle a mi madre esbrindar desde un escenario todo lo que de ella aprendí.

Olga María Ramos

12 comentarios:

  1. ¡Qué sorpresa, Olga! Mágnífica la semblanza de tu madre. Yo, al igual que el año pasado, también le dedicará un recuerdo así como a nuestra arte hermana como es el cuplé. ¡Ánimo y a seguir adelante!
    Juan José Montijano Ruiz, "revistólogo"

    "Por la Cibeles cambié mi libertad.
    Los viejos tangos por un cuarto en el "Palas",
    París por sus nostalgias
    y América por ti".

    ResponderEliminar
  2. Olga, soy el "revistólogo". ¡Qué delicia la semblanza sobre tu madre! Ánimo y a seguir difundiendo ese maravilloso pero difícil arte que es el cuplé. Besos.
    Juan José Montijano Ruiz

    ResponderEliminar
  3. La gente, en general, cuando abre un blog es para ego propio y ligoteo, (por si algo cae). Tiene el blog un mucho de baile "agarrao", pero aquí Olga María es tan buena gente que abre un blog en memoria de su madre, cupletista cum laude. Es decir que aquí nadie espere intimar con la autora, salvo que quiera que el Cipri baje de la nube y le corra a gorrazos calle de La Palma arriba.
    Pues querida Olga María, ¿Para cuándo un blog de tí para que podamos intimar en esto del cuplé/interné/varieté?
    Uno de tantos de los que te quiere,

    Rafael Martínez-Simancas

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reseña de los avatares de todo un águila de fuego.
    No te puedes imaginar a toda la gente que cotidianamente descubro cantando los cuplés en la versión de tu madre. El "Ven y ven" y el "Ojo de cristal" son los más afamados.
    En cuanto a mí, como no la voy a recordar, si la descubrí en mi nacimiento y mi primer número en un escenario fue su "Llave".
    Todo un ejemplo de teatralidad acústica. Me encantaría poder haberla visto actuar, y no pierdo la esperanza de que de repente surja algo inesperado.
    Una fans que te respeta y te quiere a ti, y a tu madre.
    Basia Mille!
    Elvira Durango
    (enhorabuena por el blog, sigue deleitándonos con tu pluma)

    ResponderEliminar
  5. Madrid es ingrato con sus grandes artistas. Por ejemplo, no hay manera de que se le dedique una calle a Inma de Santis (q.e.p.d.), a pesar de las gestiones de muchos blogueros.....
    Saludos, Olga.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí Olga... ya va para cuatro años que nos dejó y sus razones tendría, que, como bien dices, allí estaría impaciente el Cipriano esperando una cenita romántica y alguna que otra carantoña después de tanto tiempo. ¿Recuerdas que marchó junto a Eladia?

    Creo que ya te lo he dicho alguna vez, pero uno de los mejores vuelos que como ave fénix hizo fue reinventarse en ti, de modo que los deberes los llevaba ya bien hechos.

    Adelante con este nuevo invento que te brinda la tecnología, y muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Querida Olga, ya sabes cuánto te admiro y te quiero y, por supuesto, cómo me sorprende tu capacidad de trabajo, tu tesón y tus aptitudes. Eres una gran mujer, una gran artista y una bellísima persona, por dentro y por fuera. Sigue así.
    Un beso muy fuerte desde Chiclana (Cádiz) de tu amiga Estefanía. Antes, ahora y siempre.

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Olga, ya sabes cuánto te admiro y te quiero.
    Te doy la enhorabuena por este blog y las gracias por comunicarnos su nacimiento.
    Me sorprende tu capacidad de trabajo, tu arte, tu tesón, tu vitalidad.
    Eres una bellísima persona por dentro y por fuera. No cambies.
    Un beso muy fuerte desde Chiclana (Cádiz) de tu amiga de antes, de ahora y de siempre,
    Estefanía.

    ResponderEliminar
  9. Hola Olga. Soy Marcos Escánez.

    He de confesar que en estas lides del cuplé ando un pelín despistado. La distancia ayuda poco, y por aquí, por el sur, aunque la identidad cultural no es absorbente, mis inquietudes han ido siempre por otros derroteros. No obstante, sería indecente por mi parte no participar en este blog tuyo dedicado a esta excelente artista que es tu madre. Y digo es, porque el arte es atemporal.

    Tu trabajo, Olga María, el que desarrollas como artista y el que desempeñas como divulgadora de la cultura del cuplé, es el mejor certificado de calidad que se le puede reconocer a esta manifestación artística.

    Desde estas letras, quiero dejar el testimonio de una persona que ha conocido el cuplé de tu mano, gracias a tu libro, y que a partir de esa lectura ha dedicado algún tiempo, aunque nunca sea suficiente, para escuchar y ver algún que otro video en el Dios Youtube.

    Este blog es un paso más en ese camino que tú hace tiempo iniciaste para conseguir la difusión que esta CULTURA merece. Este homenaje permanente a Olga Ramos es un granito de arena de la montaña de acciones de reconocimiento y respeto que las instituciones y las entidades culturales debieran dedicarle.

    Enhorabuena y ánimo. Un abrazo chillao.

    ResponderEliminar
  10. Querida Olga:

    Vaya por delante, como cosa obligada y no por ello menos grata, mi enhorabuena por tu nueva aventura bitacoril, tan prometedora ya por lo que de este cuidado ramillete de fantásticas artistas puede intuirse.

    Y no quiero dejar de echar mi cuarto a espadas en lo que a presencias fílmicas de tu madre se refiere. En la fabulosa película «El pisito» —protagonizada por otra, junto a la inolvidable Olga, de mis grandes mujeres del arte, la recientemente desaparecida e inmensa Mary Carrillo—, película de las buenas, de las que mejoran con el paso del tiempo, hay dos o tres escenas en las que la pareja protagonista queda en un café que creo es el Colonial, y aun cuando demasiado brevemente, se ve en ellas a tu madre y a su conjunto en plena faena musical.

    Me importaba mucho dejar este testimonio de la presencia fílmica de tu madre, a quien por cierto, máxime al leer algunos comentarios de quienes no han tenido el gusto y el honor de conocerla en vida, cada vez me honro más en haberescuchado, contemplado y admirado no ya una, sino muchas veces, y señaladamente en vuestro inolvidable, recoleto local de la calle de la Palma.

    Ni que decir tiene que seguiré fielmente esta tu nueva bitácora. Un abrazo muy fuerte.

    Pablo

    ResponderEliminar
  11. Desde que mi tía me puso el CD en vivo "Las noches del cuplé", quedé fascinado de Olga Raos. Ya había conocido el cuplé por una amiga, la cantante mexicana Martha Elba "La Emperatriz del Cuplé", pero al escuchar a Olga, quedé embobado literalmente. Ojalá alguien subiera videos de ella en facebook, tengo mucha curiosidad por verla.GABRIEL FIELDS

    ResponderEliminar